La subgobernadora Galia Borja explicó parte del razonamiento que llevó al Banco Central a alargar la pausa de los recortes a la tasa de interés.

Al optar por mantener la tasa de interés en 11 por ciento en junio se busco tener más información sobre la inflación a fin de no tomar una decisión precipitada, explicó Galia Borja, subgobernadora del Banco de México (Banxico), este miércoles.

En el podcast de Grupo Financiero Banorte, Borja explicó que la volatilidad del tipo de cambio en junio fue parte de la discusión en la última decisión de política monetaria.

En la reunión, dijo, se analizó la temporalidad de este choque en el sentido de si los movimientos del mercado o de ciertas variables representaron solamente ‘ruido’ o si los componentes de la inflación fueron afectados.

“Para mí lo más prudente desde un punto de vista cauteloso es esperar un tiempo y no tomar una decisión precipitada. Con la pausa de junio, busco tener más información sobre el comportamiento de los determinantes de la inflación”, reveló.


La subgobernadora agregó que en cada reunión de política monetaria “debe evaluarse en su debido momento, decisión por decisión, con toda la información disponible”.

¿Qué pasó en la última reunión del Banxico?

La gobernadora Victoria Rodríguez y los subgobernadores Galia Borja, Irene Espinosa y Jonathan Heath votaron por dejar la tasa de interés sin cambios en 11 por ciento, mientras que el subgobernador Omar Mejía propuso recortarla a 10.75 por ciento.

Galia Borja remarcó que el nivel de restricción monetaria es de los más elevados que hay entre economías similares en un contexto en el que la tasa real está en 7.12 por ciento, muy por encima del estimado neutral de 3.4 por ciento.

Sin embargo, aclaró que en cada economía es diferente y la conducción de la política monetaria ha respondido a diversos factores específicos en cada país.

“Veo para el nuestro (México) que la postura monetaria es indudablemente restrictiva y propicia para la convergencia de la inflación hacia su meta en el horizonte de pronóstico”, comentó.

Sobre la preocupación de la inflación en los servicios, la subgobernadora puntualizó que la evolución en los precios ha sido más persistente de lo previsto, contrario al subcomponente de mercancías que ha impulsado a la baja al indicador subyacente.

Esta resistencia a bajar de la inflación en los servicios es un fenómeno global, el Banco de Pagos Internacionales lo señaló, lo califica como un fenómeno que está en el corazón de los riesgos para la inflación”, comentó.

Fuente: El Financiero